Maurice Hasson: El virtuoso del Violín en Arenas de San Pedro.

El gran maestro franco-venezolano Maurice Hasson participa como artista invitado en el XII Festival “Luigi Boccherini”

Maurice Hasson - Festivales BoccheriniLos días 24, 25, 26 y 27 de mayo de 2018 se celebra en Arenas de San Pedro y Talavera de la Reina el XII Festival “Luigi Boccherini”. Música clásica en el marco señorial del Real Palacio del Infante don Luis de Borbón, quien lo mandó construir y lo convirtió en un referente cultural en la España de finales del XVIII, gracias a una gran labor de mecenazgo que atrajo a esta villa a representantes de primer orden en los distintos ámbitos del arte y la cultura, como el propio Boccherini, Goya, o el arquitecto Ventura Rodríguez, cuyo aniversario celebramos este año, encargado de supervisar el proyecto del palacio.

En esta edición del festival, Arenas de San Pedro y su palacio se sienten especialmente bendecidos con la presencia de un músico de raza, que ha pasado prácticamente toda su ya larga vida abrazado a un violín, como la metáfora más hermosa del amor entre la música y el ser humano: Maurice Hasson.

Maurice es, en efecto, violinista y maestro, y goza de unánime reconocimiento internacional habiendo sido distinguido con numerosos premios y galardones por su dilatada y exitosa trayectoria profesional. Desde su debut con la Orquesta de Cleveland bajo la batuta de Lorin Maazel, han sido numerosos los conciertos y giras que ha llevado a cabo por todo el mundo, además de haber sido miembro Honorario de Royal Academy of Music de Londres desde 1986.

Un genio y un talento naturales que se han ido puliendo a base de un trabajo y esfuerzo que le han permitido encumbrarse en el difícil mundo de la música, superando contratiempos o adversidades que bien podrían haber acabado con la carrera en ciernes de cualquier otro músico de menor talento y fortaleza mental, como el lapso en el que dejó el violín para estudiar el bachillerato siendo, transcurrido ese tiempo, capaz de retomar el instrumento con la misma pasmosa naturalidad con que Fray Luis de León volvió a su Cátedra en la Universidad de Salamanca tras cinco años de ausencia con aquella famosa frase: “Como decíamos ayer….”

Pero no podemos entender del todo la relación de Maurice Hasson con la música sin remontarnos a su infancia y a su condición de judío sefardí, en la Francia ocupada durante la II Guerra Mundial que, sin duda, le marcarán e influirá el resto de su vida. Lejos de hundirse o quedar negativamente afectado por aquella prematura y siempre dolorosa experiencia, dando pábulo a cualquier clase de odio o resentimiento, Maurice se proyectó lejos, sobrevolando el infortunio y la fatalidad y dando una lección de humanidad, generosidad y humildad. En este sentido, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que Hasson abrazó la música como una forma de redención, propia y de la entera Humanidad, tantas veces deshumanizada y amenazante para los propios congéneres.

Para quienes no hayan tenido el privilegio de escuchar el sonido de su violín y de vibrar al ritmo de su música, podrán hacerlo en el marco del Festival “Luigi Boccherini” los días 25 y 26 de mayo. Un viaje altamente recomendable, una experiencia vital en la que las notas musicales avivarán nuestros sentidos, nos mostrarán la mayor calidad artística y de expresión musical y nos acercarán al espíritu del genio violinista.

Él, Maurice Hasson, el maestro, pronunció estas palabras que se me antojan la síntesis de su filosofía vital y por ello el mejor epílogo de esta breve semblanza:

“La vida es un regalo que viene con un tiempo incluido. Lo importante no es cuánto tiempo más vivimos, sino lo que hacemos con el tiempo que se nos concede”

 Juan Ildefonso Cervero

Biografía de Maurice Hasson

“El violín está tanto en su corazón como en sus dedos (…) ¡gran genialidad!”

Financial Times

“Mr. Hasson tocó como un ángel de principio a fin un programa muy exigente… No dejó ninguna duda de que, en lo relativo a técnica y  sensibilidad, es un auténtico talento (…)”

Stephen Walsh, The Times

 “El ataque de Mr. Hasson es brillante – increíble agilidad atlética, velocidad sin miedos, control asegurado y bello y uniforme tono. Sin olvidar su inteligencia calculadora como guía interpretativa (…) ¡Un concierto magnifico!”

David Murray, Financial Times

“(…) su impecable y fluida técnica no fue nunca un fin en sí mismo, sino que sentó las bases para la expresión del intérprete, lo que culminó en una inmaculada interpretación (…)”

Robert Henderson, Daily Telegraph

Maurice Hasson nace en Francia. Se encuentra en posesión de la ciudadanía francesa y venezolana, destacando como una de las personalidades musicales más influyentes de este último país.

Se gradúa en el Conservatorio de París, obteniendo la calificación de Matrícula de Honor en Violín y la mención de “Gran Prix” en Música de Cámara, siendo galardonado igualmente con el primer “Prix d’Honneur” otorgado en sesenta años. Posteriormente desarrolla estudios de perfeccionamiento bajo la tutela de Henryk Szeryng, representando una de sus principales influencias artísticas.

Maurice reside en Londres desde 1973. Fue invitado por la BBC para celebrar el Bicentenario de Paganini en un concierto televisado públicamente, en el cual interpretó de forma memorable el primer concierto para violín y orquesta del compositor; del mismo modo, colaboró en los actos organizados por la Royal Academy of Music con motivo de la conmemoración del 250 aniversario del fallecimiento de Antonio Stradivari interpretando las Cuatro Estaciones de Vivaldi en el Barbican Centre de Londres.

Su debut como solista en Estados Unidos se produce junto a la Cleveland Symphony Orchestra bajo la dirección de Lorin Maazel, habiendo sido invitado con regularidad para colaborar con la misma agrupación en Norteamérica y Sudamérica. Ha aparecido como solista iguamente junto a algunas de las principales orquestas sinfónicas y de cámara de Europa, Estados Unidos, Sudamérica, Sudáfrica, Japón, Hong Kong, Australia, Nueva Zelanda e Israel.

Durante su trayectoria artística, Maurice ha ofrecido conciertos bajo la batuta de directores como Paavo Berglund, Sir Andrew Davis, Sir Colin Davis, Gustavo Dudamel, Rafael Frühbeck de Burgos, Sachio Fujioka, Sir Alexander Gibson, Sir Charles Groves, Eliahu Inbal, Sir Raymond Leppard, Lorin Maazel, Sir Neville Marriner, Kurt Masur, Eduardo Mata, Diego Matheuz, Sir Yehudi Menuhin, Michel Plasson, Sir Simon Rattle, Carlos Riazuelo, Pinchas Steinberg, Mark Wigglesworth y David Zinman, entre otros.

Ha grabado para sellos discográficos como EMI-MFP, ASV, Pickwick y Philips. Muchas de sus grabaciones han sido reconocidas con prestigiosos premios, destacando las realizadas con el primer concierto para violín de Paganini, el concierto para dos violines de Bach con Henryk Szeryng y la Academy of St. Martin’s in the Fields dirigida por Sir Neville Marriner, una recopilación de obras virtuosas dentro del álbum “Virtuoso Violin” junto al pianista Ian Brown, las sonatas de Fauré, Franck y Debussy junto al pianista Christian Ivaldi y el concierto para violín y orquesta de Gonzalo Castellanos Yumar, obra dedicada a él e interpretada junto a la London Symphony Orchestra bajo la batuta del propio compositor.

Maurice ha desarrollado una actividad pedagógica hasta el año pasado, siendo Miembro Honorario de la Royal Academy of Music desde 1986. Sus clases magistrales en festivales internacionales suscitan un gran interés y una amplia expectativa. Se muestra complacido al comprobar cómo muchos de sus alumnos desarrollan una carrera internacional como solistas, músicos de cámara, concertinos y miembros de prestigiosas orquestas internacionales y, por supuesto, pedagogos.

En 1996 se le concedió el mayor reconocimiento artístico otorgada por el Gobierno venezolano “Andrés Bello, Primera Clase”. Él rechazó la distinción “Francisco de Miranda” denunciando así el régimen totalitario vigente desde 1999. La ciudad de Mérida le premió con el “Tulio Febres Cordero” y la ciudad de París con la “Medaille de Vermeil”.